Aceite de Acebuche Virgen Extra Mudéjar (Botella de Cristal de 100 ml.)
Aceite de Acebuche Virgen Extra Mudéjar (Botella de Cristal de 100 ml.)Aceite de Acebuche Virgen Extra Mudéjar Edición Especial (Botella de Cristal Negro de 500 ml.)

Aceite de Oliva Virgen Extra Acebuche

7,9523,95

El Aceite de Acebuche Mudéjar es un producto original, complicado de elaborar y lleno de historia. Se elabora con la acebuchina, fruto de los acebuches, que son anteriores en el tiempo a los olivos. Estos últimos fueron implantados en la Península Ibérica por los fenicios a través de los injertos realizados en los acebuches.

El aceite de acebuchina está elaborado, por tanto, con esos ejemplares, que mantienen su pureza (no se le han hecho esquejes nunca) después de muchos siglos.

Con la idea de hacer un producto auténtico, original y de forma artesanal, el Molino de Monda decidió elaborar en pequeñas cantidades y de modo limitado esta verdadera joya de la gastronomía y de la historia.

Limpiar

Descripción del producto

La elaboración del aceite de acebuche es hoy en día costosa y muy compleja por varias razones. La materia prima es relativamente escasa. El acebuche no es un árbol precisamente abundante y, cuando se le localiza, no siempre aporta grandes producciones. Además, hay que tener en cuenta que es un fruto de menor tamaño a la aceituna y que el rendimiento en aceite no suele superar el 10% (la mitad que una aceituna). También es muy diferente el método de recolección del fruto. Aquí no se varea sino que se ‘ordeña’ manualmente, es decir, hay que ir a buscar el fruto en el árbol con las manos. Esto implica que el que cosecha pase sus manos por las ramas y se lleve casi siempre hojas que se mezclan con las acebuchinas. Por tanto, resulta necesario eliminar todo aquello que no sea estrictamente acebuchina antes de la molturación.

Este aceite de acebuche, en concreto, ha sido posible gracias al empeño de unos verdaderos entusiastas de la cultura del aceite de oliva y de las cosas bien hechas. Se realiza, por tanto, un aceite de características y connotaciones verdaderamente especiales, el aceite de acebuchina, esa pequeña aceituna virgen de injertos y antepasada de todas las variedades existentes en nuestro país.

La elaboración de este aceite de acebuchina se realiza en un contexto paisajístico único como es la Sierra de las Nieves, una comarca protegida en parte como Parque Natural y como Reserva de la Biosfera.

La producción de esta esquisitez se ha convertido en todo un ritual por los administradores del Molino de Aceite de Monda, Francisco Villanueva y Fernando Martín.El primero es un médico traumatólogo de reconocido prestigio en Málaga, con vinculación al mundo del aceite desde su infancia en su Monda natal. Él recuerda como de pequeño, tras leer algún que otro libro, se quedó fascinado con el mundo del aceite de oliva y, sobre todo, con el proceso de elaboración del oro líquido mediterráneo. Desde pequeño una de sus mayores ilusiones era como obtener aceite de oliva tal y como se hacía antiguamente. Siempre recuerda con nostalgia como, tras machacar la aceituna dentro de un saco y su posterior mecanismo de torsión, obtuvo una pequeña cantidad de este preciado y venerado oro líquido; un aceite amargo y picante de aceitunas acebuchinas verdes, un verdadero manjar. 

Tras varios años de intensos proyectos, su amor por el mundo del aceite queda plasmado en el año 2000 con la inauguración del Molino de Aceite de Monda, junto a su amigo y paisano Fernando Martín.  Hoy en día, uno de sus mayores e ilusionantes proyectos es la elaboración de este aceite de oliva de acebuchina, el aceite del árbol madre: el acebuche (Olea oleaster)

El producto sorprende su suavidad, a pesar de que es un producto de origen sivlestre. También suele tener una baja acidez (menor de 1 grado) y evoca aromas a campo, acompañado de un ligero picor. Un estudio analítico, realizado en la tesis doctoral de Jesús Espejo Maqueda ofrece resultados sorprendentes. El aceite de acebuchina tiene un contenido en tocoferoles (vitamina E) en torno a 400 p.p.m., es decir, el doble que el aceite de oliva (unos 200 p.p.m). Los esteroles y los triglicéridos también son ligeramente superiores en el aceite de acebuchina. Además, concluye el estudio diciendo que “los aceites de acebuchina podrían presentar viabilidad comercial debido al alto contenido de antioxidantes (tocoferoles, vitamina E) de modo que pudieran usarse desde el punto de vista nutricional, medicinal o como base de cosméticos”.

 

Información adicional

Tipo de Oliva

Acebuchina (Oliva silvestre)

Acidez

> 0,6º

Formato

Botella de Cristal 100 ml., Botella de Cristal 500 ml.

MonoV/Coupage

Monovarietal

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite de Oliva Virgen Extra Acebuche”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *