Aguardiente de Hierbas

15,95

Este aguardiente de hierbas de Finca La Giralda es una bebida que se elabora con pasión en el pueblo malagueño de Ojén. Esta bebida espirituosa se elabora con métodos tradicionales, en alambiques de cobre. Para ello se utiizan más de una quincena de hierbas y vegetales, como romero, menta, hinojo, matalahúga, tila, enebro, hierbabuena,  anís estrellado, manzanilla,  cardamomo,  artemisa, chumbo, vainas de vainilla, hierba luisa,  regaliz y canela. La mayoría de ellos proceden de la propia finca donde se elabora, al igual que el aguardiente, que se elabora con las uvas moscatel situadas en el interior de este recinto.

El resultado es un aguardiente sorprendente. Sus notas de cata nos indican en el paladar, alcohol neutro, de frescor de hierbas, hierbabuena, menta, más elevado.  En el olfato, es más llamativo, profundo, con plantas aromáticas. El retrogusto es sin azúcar, fresco y herbáceo, anisado, olor a manzanilla de campo. En segundo plano, tiene aroma de matalahúga, hierbabuena, permanencia en boca. Al ser un aguardiente elaborado artesanalmente con métodos tradicionales puede contener posos de algunos de los botánicos que le otorgan sabor.

Esta bebida, al igual que el aguardiente de chumbo de la misma empresa de Ojén, recupera de alguna forma el testigo del mítico aguardiente de Ojén, muy famoso entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX.

Hay existencias

Descripción

Este aguardiente de chumbo parte del empeño personal de Dominique Mertens, una empresaria de origen belga, pero ojeneta de corazón, que desgraciadamente no pudo ver el lanzamiento al mercado de este producto único en el mundo. En la Finca La Giralda, donde nació la idea de recuperar la tradición del aguardiente de Ojén, se elabora ahora esta singular bebida espirituosa elaborada con una interesante selección de hierbas y vegetales.

El proceso de elaboración comienza en sus propias tierras de cultivo, situadas en un paraje idílico de montaña, situado en la comarca de la Sierra de las Nieves, pero con unas vistas privilegiadas del Mediterráneo que baña a Marbella. Allí unos agricultores artesanos miman las materias primas con las que posteriormente se elabora este aguardiente. Gracias a ello, se obtiene una calidad superior, puesto que el amor y el cuidado transmitidos se convierte en uno de los principales ingredientes de este producto.

Esa atención cuidadosa se convierte en verdadera pasión cuando se pasa a la bodega. Allí se consigue obtener con métodos artesanales un producto incomparable y con un sabor único y exclusivo. La producción de este aguardiente de chumbo es relativamente reducida, ya que para darle todo ese esmero que necesita, no se puede realizar una producción extensa.

El aguardiente de chumbo se presenta en una botella de sólido vidrio que recuerda con su forma y su etiquetado a la misma en la que en su día se embotelló el Ojén, una bebida que llevó el nombre del pueblo a distintos rincones del mundo. Fue tal su fama de ese aguardiente que el mismísimo Picasso lo pintó en uno de sus cuadros (‘Bodegón español’). También escritores como Camilo José Cela o Rosalía de Castro lo mencionaron en algunas de sus obras literarias. Ahora este aguardiente de chumbo toma el testigo de una de las bebidas más legendarias de la historia. En su etiqueta hoy, como homenaje, se recuerdan muchos de esos detalles y reza el siguiente lema: “Téngase por ilegítimo todo aguardiente cuyo envase no lleve esta etiqueta, cápsula y corcho”.

Para el mejor conocimiento de la bebida alcohólica que aquí se recrea, con cada botella, hasta fin de existencias, se regalará el libro “Aguardiente de Ojén: Historia y leyenda”, de José Bernal, quien durante 220 páginas desvela datos e inclusos misterios en torno a este aguardiente. El libro está dividido en dos partes precisamente, la que analiza su historia y la que trata sobre su leyenda.

La obra cuenta con la documentación legal, imágenes, fotografías, artículos e incluso una partitura firmada por Ricardo Boronat y Luis Esteso, que hizo tan popular la tonada “Una copita de Ojén”, con cinco simples golpes de nudillos sobre una mesa o una barra de un bar..

El repaso histórico es minucioso, exhaustivo y detallado, así como las referencias a la publicidad del licor, a sus derivaciones y falsificaciones, y por supuesto, a su leyenda, que se acrecentó con su desaparición a mediados del siglo XX.

Información adicional

Peso 1 kg
Tipo de Licor

Graduación

Capacidad

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aguardiente de Hierbas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *